Palabras de Nelson Domínguez

Cuando Jean Nicot descubrió el uso medicinal de la nicotina contra la migraña de la Reina de Francia, no imaginó todas las diatribas que le sucederían a esa planta maravillosa que es el tabaco, que a pesar de los pro y los contra, existe para diversos usos y abusos. Su humo ha sufrido todas las condenas posibles y tal parece que todos los efectos contaminantes de los que adolece el mundo actual, vinieran del tabaco.

Fumar está entre los placeres del hombre de todos los tiempo y Cuba, no ha sido excepción, tampoco en la producción del mejor tabaco del mundo.

El arte cubano se ha enriquecido y el tabaco ha estado representado en muchos de sus artistas, así Puldón ha convertido los resultados de este producto en fantásticas imágenes fotográficas en las que la poética suya ha sido una especial manera representada y de esto dan fe los diferentes eventos donde su obra se ha visto de un elegante estilo, y propuesta distintiva, presentes en sus composiciones, en las que usa yuxtaposición de la figura femenina en impresionantes transparencias aprovechando magistralmente el elemento humo.

Considero que el ojo suyo y su lente han dejado ya para la historia un testimonio de alta valía.

 

Nelson Domínguez
2011